9 de mayo de 2012

Devuelvan a Villatoro

La insistente ola de violencia contra periodistas, que ahora tiene secuestrado a Alfredo Villatoro, solo se detendrá cuando el Gobierno cumpla con la obligación de investigar estos dolorosos casos y cuando se lleve a los tribunales y se sancione con el peso de la ley a los responsables.

A la vista está que no hay seriedad en las investigaciones y tampoco se adoptan medidas para prevenir la violencia contra los medios de prensa y sus profesionales. Eso está claro.

Cuando se pregunta a la autoridad por las amenazas y crímenes contra periodistas, siempre hay excusas, la mayoría ridículas.

De nuevo reclamamos al Gobierno que cumpla con la responsabilidad de dar seguridad a la población y que combata la impunidad que llega a extremos vergonzosos.

El secuestro de Villatoro, un destacado, carismático y talentoso miembro de la prensa nacional, se produce a pocos días de que fuera encontrado muerto el comunicador Erick Martínez Ávila, crimen con el que se elevan a 22 las muertes de periodistas en el país. Esta violencia ha colocado a Honduras como uno de los países más peligrosos para ejercer esta profesión.

A quienes tienen a Villatoro les pedimos lo devuelvan; lo necesitamos en la cabina de HRN, lo necesitamos ejerciendo el periodismo como él lo sabe hacer.

Nuestra solidaridad con él, con su familia, con la colega HRN y con el gremio periodístico que sufre un nuevo golpe.