6 de marzo de 2013

Chocolate

Pocos alimentos despiertan tantas pasiones como este; ha recorrido el más apasionante de los caminos como: bebida sagrada hasta golosina, es capaz de deleitar a los paladares más finos, igual que los gustos masivos, también, gracias a la ciencia, se han descubierto sus asombrosas bondades, tanto así, que, hasta los médicos mismos lo recomiendan, para los niños y esta demostrado que tiene más nutrientes una onza de este alimento, que dos onzas de carne; sin lugar a dudas les hablo del chocolate.

Comer chocolate es una experiencia sensorial en cada bocado, con alrededor de quinientos matices diferentes, pero para obtener el chocolate, debemos remontarnos a la maravilla de la naturaleza de la cual se deriva, el cacao. Del cacao al chocolate suceden transformaciones en cada etapa de su proceso de fabricación, cada semilla recolectada se somete a un proceso de fermentación, donde estas adquieren sus características de sabor luego son tostadas, lo peculiar de esto es que cada una será dueña de un gusto único, lo que le dará al chocolate su personalidad.

Por todo esto, el día de hoy quiero compartir con ustedes una receta con mucho chocolate, la favorita de muchos

Torta de chocolate

Ingredientes para torta

Huevos 2

Leche ½ taza

Aceite vegetal ½ taza

Vainilla 2 cucharadas

Harina 1 ¾ taza

Cocoa amarga en polvo ¾ taza

Azúcar 2 taza

Polvo para hornear 1 Cucharada

Bicarbonato 1 cucharadita

Agua 1 taza

Ingredientes cobertura  

Azúcar 2 taza

Leche 1 taza

Cocoa amarga ½ taza

Margarina 1 cucharada

Proceso

Mezclar huevos, leche, aceite y vainilla, luego agregar azúcar, harina, polvo para hornear, bicarbonato y batir, después añadir cocoa y seguir batiendo, por ultimo agregamos el agua, que debe estar muy caliente, al momento de añadirla, luego de tener la masa lista, la ponemos en el horno a 350 grados en una lata de hornear con papel manteca engrasado, esto nos facilitara su acceso luego de horneado y así no tendremos ningún problema

La cobertura es igual de fácil, en una olla debemos mezclar leche, azúcar, margarina y la cocoa a fuego medio, hasta obtener una consistencia viscosa, no debemos desesperarnos pues esto tarda un poco para obtener esa consistencia que necesitamos. Luego retirar del fuego y reservar hasta que necesitemos utilizarla.

Una vez tengas la masa horneada y fría, puedes cortarla en mitad, y rellenar con la misma cobertura que tienes lista, así cada bocado tendrá más chocolate.

Con ayuda de una espátula de pastelería podemos regar la cobertura por la torta y con unos malvaviscos decoramos.

Comentarios