16 de agosto de 2013

El mousse

Estimados amigos amantes de la buena mesa, hoy quiero compartir con ustedes, una receta clásica, tiene su origen en Francia y su nombre traducido al español quiere decir espuma; nace con el fin de resaltar los paladares, ya que su textura, lo hace algo único; se pueden hacer dulces y salados, también nos sirve bien, para hacer rellenos. Esta preparación se presta mucho para aventurarnos a experimentar con nuevos sabores, ya que siempre será la misma base de claras de huevo, batidas a punto de nieve, por esto, rápidamente, esta preparación fue conocida en el mundo entero, por lo que ahora se encuentran variedades de cualquier sabor, ya que se vio en esta preparación, una forma diferente de degustar los sabores, que comemos a diario,  el mousse de frutas, es algo que podemos encontrar en cualquier parte del mundo, un postre o relleno muy refrescante, que no cae para nada pesado después de una comida. Compartiré con ustedes la receta del mousse de maracuyá, ya que en estos días tenemos cosecha, esta es una buena forma de aprovechar esta magnífica fruta. Solo me resta invitarlos una vez mas a la escuela de gastronomía, la única de nivel superior en el país, donde tenemos el programa de “profesional gastronómico” cursos cortos, como: sushi, boquitas, pastelería, diplomados de cocina básica y mas; nuestros números telefónicos son 2552-3251 y 2552-7101, nuestra dirección es barrio los andes, 10 calle, 9 y 10 avenida # 58.

Mousse de maracuyá

Ingredientes

1 taza de jugo concentrado de maracuyá
(Coloque las semillas en un colador y extraiga el jugo sin agregar agua)

1 taza de Azúcar

3 cucharadas de Gelatina sin sabor

3 claras de Huevos

1/2 lata de Leche condensada

 

Preparación:
Disuelva las tres cucharadas de gelatina en una taza, con un poquito de jugo de maracuyá.
Coloque el jugo con el azúcar en una olla y caliente hasta que se espese ligeramente. Retírelo del fuego y agréguele la gelatina sin sabor, ya disuelta anteriormente.

Deje enfriar la mezcla. Bata las 3 claras de huevo a punto de nieve y agregue la mezcla, ya fría, y siga batiendo mientras le agrega la leche condensada. Cuando todos los ingredientes se encuentren bien mezclados, colóquelos en un molde y refrigérelo hasta que cuaje.
Y el mousse de maracuyá, ya está listo para servir.