17 de junio de 2010

Honduras 0 Chile 1

wilson55El frío que cala los huesos arrancó aquí en Sudáfrica, la tarde antes del partido contra los chilenos soplaron unos vientos de alta velocidad que bajaron en minutos la agradable temperatura de 18° a 8° centígrados hasta dejarla en 2 grados en la madrugada.

A pesar del sol de ayer jueves y hoy viernes, sigue el frío y es lógico porque el lunes empieza el invierno en el hemisferio sur. A nuestro regreso, Johannesburgo nos recibió con 2° bajo cero. Pero el clima no tuvo nada que ver en la derrota de nuestro país. Pareciera que jugamos mal, pero no lo hicimos tan mal, al punto que los afamados sudamericanos sólo pudieron anotarnos un gol y de rebote o sea que no fue un disparo al arco.

Me decía Iván Zamorano, con quien compartimos tribuna de comentaristas de televisión en Nelspruit, que la atajada de Noel Valladares ante el cabezazo de su compatriota Ponce ha sido la mejor que ha visto en el torneo y le pareció un excelente arquero por el don de mando que proyecta en sus compañeros.Chile nos atacó con furia desde el principio del juego y hay mucho mérito en la forma táctica como paró Rueda al equipo considerando las ausencias importantes por lesiones que padecimos contra los chilenos. Advertía en mis columnas previas de la necesidad que teníamos  de un volante de corte defensivo que colaborara con Wilson y con Amado y Rueda acertó alineando a Roger Espinoza para ayudarle a Emilio Izaguirre a controlar a Sánchez, el más peligroso de los rivales.

Estoy seguro de que si Dani Turcios y David Suazo hubieran estado físicamente al 100%, habrían sido titulares. Ambos declararon después del último entrenamiento que se sentían bien para jugar contra Chile, pero Rueda y los médicos observaron que los dos evitaban utilizar su pierna lesionada a plenitud, con lo cual sin hablar le dijeron al técnico que tenían ganas de jugar, pero no estaban y aún no están hoy viernes totalmente recuperados.

Es una lástima, pero es así, se lesionaron al igual que Costly y Rambo en el momento más inoportuno de sus carreras y ningún país del mundo puede prescindir de sus figuras. Imagínese a Argentina sin Messi, Tévez, Mascherano y Verón. Puede ganar porque en ese país abundan los buenos futbolistas, pero su rendimiento baja y ese fenómeno se nota más en un país como Honduras, en el que hay mucha materia prima para ser futbolista, pero no están formados desde la niñez ni física ni mentalmente.

Basta decir que Georgie Welcome debutó el miércoles en mundiales con sólo dos años de jugar en primera división y hace tres era basquetbolista: todo un récord en el fútbol de hoy. Bajo estos parámetros, es un poco utópico pretender que se obtendrán puntos aquí.

Comentarios