2 de julio de 2011

Eliminemos la Copa Oro 2013

La Concacaf debería emular a la Conmebol, organización que agrupa a los 10 países de Sudamérica y también a la Unión Europea de Fútbol, estas son las dos asociaciones más importantes del mundo del balompié porque a ellas pertenecen todos los países que han sido campeones del Mundo.

Ambas entidades realizan sus torneos continentales cada cuatro años; lo de la UEFA siempre fue así y su ciclo comienza al terminar cada Mundial con las eliminatorias de la Eurocopa cuya fase final se efectúa dos años antes del siguiente Mundial. Al terminar la Eurocopa próxima que será en 2012, se iniciarán las eliminatorias para el Mundial Brasil 2014.Los países sudamericanos que hasta hace poco cometían el mismo error que Concacaf es decir, jugar la Copa América cada 2 años, corrigieron y ahora la disputan cada cuatro. Y con el objetivo de no coincidir con la Eurocopa y por el hecho de no necesitar eliminatorias, la disputan en años impares, al año siguiente de la realización de cada Mundial. Por eso la Copa América 2011 comienza hoy en Argentina mientras la Eurocopa será en 2012.

De este modo queda libre el año previo al Mundial que esta vez será en 2013 para la realización de la Copa Confederaciones. Valga señalar que los países campeones de América en 2011 y de Europa en 2012 clasificarán para la Copa Confederaciones del 2013 que se jugará en Brasil.

Concacaf realiza su Copa Oro cada 2 años, con lo cual una de ellas no tiene importancia y es la que se juega el año anterior al Mundial.

Las selecciones están concentradas en las eliminatorias y así fue como en 2009 Honduras estaba con la mente puesta en los decisivos juegos que finalmente nos clasificaron a Sudáfrica mientras otras selecciones como México y Estados Unidos no asistieron con sus planteles titulares y los del Tío Sam se preocuparon más por la Copa Confederaciones disputada ese año en Sudáfrica en la cual perdieron la final ante Brasil y eliminaron a España.

Por lo anterior les recomiendo eliminar la edición de la Copa Oro 2013 la cual sólo puede ser atractiva para los países que durante las disputas de 2012 resulten eliminados de Brasil 2014. Si se sigue jugando es sólo por el dinero que se recauda, ya que el campeón no clasifica para ningún torneo, a diferencia  de la de este año en la que México ganó el derecho de jugar en 2013 la Copa Confederaciones.

Por otro lado, parece incongruente que Concacaf le haya otorgado el premio del juego limpio (Fair play) a México luego de que al menos 5 y quizá 12 futbolistas de su plantel fueran encontrados positivos en la prueba doping.

Aunque los aztecas hayan sido los que vieron menos cartones amarillos en el torneo y esa sea la manera para adjudicar el premio, un hecho de esta naturaleza debió hacer que Concacaf, declarara nulo el premio.

Comentarios