27 de septiembre de 2014

Por no planificar

Municipal-Real España01Cuando se elaboró el calendario del actual Torneo de la Liga Nacional ya se conocía la programación del Campeonato Centroamericano de Selecciones y también las fechas de los partidos del Olimpia y del Real España por el Torneo de Clubes de la Concacaf. También las fechas Fifa de octubre y noviembre en que tendrá partidos la Selección Nacional.

En todas partes del mundo existen estas constantes o parámetros que condicionan la elaboración de los calendarios, muchos países recurren a programas computacionales a los que se les mete esta información generando el calendario ideal.

Asumiendo que en Honduras por falta de dinero paradójicamente no se quiere pagar a alguno de los miles de programadores que hacen de nuestro país líder de Centroamérica en este campo, les recomiendo lo que desde hace 20 años les he venido sugiriendo y que se trata de un método elemental que se ha utilizado en todas partes antes de que existieran las computadoras o sea desde hace 100 años en los albores del siglo pasado; este consiste en comprar 5 grandes cartulinas y escribir en cada una de ellas los días de los 5 meses que durará cada semestre futbolístico.

Estos papelotes (de los cuales pueden tener varios juegos de 5 meses cada uno para ir rayando y corrigiendo) se pegan en la pared del salón de sesiones de manera que los asistentes que representan a los 10 equipos de la Liga, puedan visualizar los espacios que cada equipo tiene para descansar entre juego y juego considerando los encuentros de las competencias arriba mencionadas.

Es un método anticuado y primitivo, pero permite tomar mejores decisiones que las absurdas que sufrimos todos los involucrados en este tinglado, especialmente cuando los directivos tienen poca familiaridad con las computadoras y por lo tanto con los métodos modernos no pueden participar activamente con aportes.

Cuando hace 2 semanas reprogramaron el calendario, se les mal ocurrió que este fin de semana solo jugaran Real España y Olimpia en San Pedro Sula trasladando toda la jornada programada para el 27 y 28 de setiembre para disputarla en la antieconómica fecha de mitad de semana el miércoles próximo.

El Vida se dio cuenta a tiempo que le convenía adelantar su partido contra el Honduras Progreso para mañana sábado 27 y lo solicitó con los 10 días de antelación que exige el reglamento, por lo que logró su objetivo.

Motagua cayó en la misma razón recién esta semana, y quiso adelantar su juego de local contra Parrillas One del miércoles 1 a pasado mañana domingo, mientras Platense también tarde solicitó jugar de día en Cortés este domingo en lugar de hacerlo en un día de trabajo por la noche.

Claramente se ve por enésima vez que los directivos que conducen el fútbol hondureño actúan por reacción e improvisación y no con prevención y planificación honrando cada vez más el viejo dicho “en la ruta y ya montados en la mula nos arreglamos las cargas”. Así Olimpia se hubiera evitado disputar 3 partidos de visita en 7 días. Obviamente que con estas aberraciones los clubes perderán dinero.