7 de noviembre de 2014

¿Tiene autoridad y capacidad la Liga de Honduras?

España-Platense01Los problemas en el torneo de la Liga Nacional de Honduras continúan debido a la falta de planificación y dedicación de los encargados. En columnas anteriores hemos señalado los reiterativos errores que terminan pagando caro los mismos clubes cuyos representantes toman las malas decisiones en complicidad con los directivos de la Liga.

Real Sociedad gastó dinero en promover la asistencia al juego originalmente programado para el miércoles 29 en Tocoa contra Real España; pero un error de la Liga al no darse por enterada o no querer intervenir al saber que Real España y Marathón decidieron jugar 12 horas después de un concierto musical el domingo pasado en el estadio Morazán obligó a que el partido se disputara ayer jueves 30.

Desde antes de elaborarse el actual calendario de la Liga , en julio, sabían que el estadio Morazán había sido contratado para albergar un concierto musical el 26 de octubre. El clásico sampedrano perfectamente pudo programarse para el Estadio Olímpico dicho domingo pasado, pero se encapricharon y ahora pagan las consecuencias.

Los clubes deben entender que el Inmude es una entidad que necesita recaudar fondos y es libre de alquilar las instalaciones al mejor postor para recaudar dinero y poder pagar sueldos y salarios; obviamente, este es otro error, ya que se encuentra politizado al no depender del deporte sino de la Municipalidad.

Lo peor del caso es que desde 48 horas antes del clásico todo el mundo sabía que habría lluvia y nadie tuvo la voluntad de cambiar el “match” al Olímpico. A esto se agrega la falta previa cometida por el Real España al pedir reprogramación de dos partidos cuando aportó jugadores suplentes a la Selección que jugó encuentros amistosos contra México y Estados Unidos.

Esto obligará a la realeza a disputar siete juegos en 19 días, hecho sin precedentes en la historia de nuestro balompié. La Fenafuth tiene que intervenir.