BLOGS + Familia ¿Qué hacer en caso de infidelidad? Posteado por LPBlogsAdmin abril 11, 2009 a las 3:23pm

infidelidadPedronel González 
TuFamilia@laprensa.hn 

Creo que mi esposo me engañó cuando estuvo fuera del país, regresó indiferente, ¿Qué hago?

Mientras no tenga las pruebas convincentes de la infidelidad de su esposo, él le puede seguir mintiendo, pues un buen porcentaje de hombres sólo reconocen su traición cuando la esposa les muestra las pruebas. Considero oportuno que adjunte las pruebas suficientes para que él no crea que es un invento suyo. Una vez obtenida la evidencia debe confrontarlo y aclararle que usted no está dispuesta a permitir que él le sea infiel.

Ante una infidelidad sólo hay dos caminos: el primero es aceptar que se cometió y ofrecer la bendición del perdón; el segundo, que es el que menos recomiendo, es separarse si el cónyuge persiste en su conducta de infidelidad. Tenga presente que como hombres nos equivocamos, pero como sabios podemos rectificar. Si en su caso está dispuesta a perdonarlo, evite la conducta de convertirse en el verdugo de su esposo, echándole en cara a cada momento su falta. Tenga muy presente lo afirmado por Gary Chapman: “El amor no guarda un puntaje de errores”. El amor no revive los fracasos pasados. Ninguno de nosotros es perfecto. En el matrimonio no siempre hacemos lo mejor o lo que es justo.

Tengo 40 años y estoy comprometida con un hombre de 55, ambos tenemos hijos, queremos formalizar la  relación y tengo temor de que no vaya a funcionar.

No me expresa por qué tiene temor de que esta nueva relación no vaya a funcionar. No recomiendo nuevas uniones si el tiempo de la separación es muy reciente, porque el estado emocional está alterado y es ahí cuando no se toman las mejores decisiones. Es necesario darse un buen tiempo para conocer a la nueva pareja y que ésta la conozca a usted.

Con respecto a los hijos considero que cuándo los padres se separan deben explicar a sus hijos que existe la posibilidad próxima o remota de comprometerse en una nueva relación y que ésta es una decisión que papá o mamá tomarán como adultos y que esperan que sus hijos sepan respetar. Esta actitud permite que los hijos se vayan preparando y que no los tome por sorpresa este suceso.

Desde el punto de vista de la composición familiar deben estar bien enterados que de decidirse a formar una nueva familia, ésta estaría conformada por lo que hoy día se conoce como “la familia de los tuyos, los míos y los nuestros”. Recuerde que cada uno de los miembros de esa nueva familia deben estar dispuestos a asumir que son un nuevo hogar donde debe primar lo que dice la Palabra: “Esposas, respeten a sus maridos, como corresponde en el Señor. Maridos amen a sus esposas y no les amarguen la vida. Hijos, obedezcan a sus padres en todo, porque eso agrada el Señor. Padres, no sean demasiado exigentes con sus hijos, no sea que se desanimen”.

Acabo de casarme, mi esposo tiene hijos de una anterior relación, él los ve los fines de semana. ¿Cómo puedo establecer un límite para que la mamá de los niños no interfiera en mi matrimonio?

Su pregunta contiene implícita la respuesta, es decir, usted y su esposo deben definir los límites que tienen como objetivo proteger su matrimonio, de la injerencia de terceros.

Por lo tanto, en primer lugar debe realizar un inventario de los síntomas que usted aprecia con respecto a la injerencia de la madre los niños y su familia, es decir, responda a la pregunta ¿en qué está afectando la injerencia  a nuestro matrimonio?

En la fijación de límites es necesario tener muy presente lo recomendado por Pablo a los Filipenses: “Tengan unos con otros las mismas disposiciones que tuvo Cristo Jesús” (Filipenses 2. 5).