BLOGS + Familia Adolescentes rebeldes y malcriados Posteado por LPBlogsAdmin junio 19, 2010 a las 4:39pm

infiel2

Pedronel González
TuFamilia@laprensa.hn

Mi problema es que mi esposo tuvo una amante hace 5 años y me vine a dar cuenta de la infidelidad hasta en Enero de este año. Como ella vive lejos, hace 3 años que no vive con ella y sólo se comunica por mensajitos. Ella le dice que todavía lo espera y que no se va a casar con otro. ¿Qué me aconseja?

Si su esposo y la amante siguen teniendo comunicación, es obvio que la relación se mantiene aún en la distancia.
Que él siga manteniendo comunicación con ella significa que está interesado en mantener su relación con la amante.
Obviamente, a quien le corresponde tomar una decisión es a usted, es decir, permite que la situación se siga repitiendo o coloca un alto para no continuar con su esposo. Le recomiendo que lea el libro “Los límite del amor” de Walter Riso.

Mi esposa me fue infiel. Si vuelvo con ella, ¿Será lo mismo?

En la vida siempre existen dos posibilidades: “sí o no”, por lo tanto no existen certezas absolutas de fidelidad o infidelidad con respecto a la pareja. En usted está la decisión de volver o no volver con ella, para lo cual es necesario que acepte la infidelidad que ella cometió. Le aclaro que “aceptar” no significa estar de acuerdo con lo que le hizo, sino únicamente ver las cosas como sucedieron y en este caso es la infidelidad de su esposa. También le aclaro que aceptar no significa olvidar cómo algunas personas pretenden hacerlo. Aceptar es una decisión personal que implica dejar de recordar el pasado y disfrutar del presente, que es lo único que se tiene. Si cree que por sí solo le es difícil dar este paso, le sugiero que busque a un psicólogo competente que le brinde herramientas para aceptar la situación de infidelidad.

Tengo un sobrino que tiene 13 años, es rebelde, enojado y malcriado. ¿Qué puedo hacer?

La disciplina es responsabilidad de quienes estén a cargo del menor. Si usted es la responsable de su sobrino, le corresponde disciplinarlo. En el proceso de educación de quienes tenemos bajo nuestra responsabilidad son necesarios el amor y la disciplina. Por lo tanto, tenga una plática con su sobrino y dígale que mientras él esté bajo su cargo, usted tendrá el deber de amarlo y disciplinarlo. Por lo tanto, es necesario elaborar normas disciplinarias que le ayudarán en el proceso de educación y lo regirán. Le sugiero que adquiera estos libros del Dr. James Dobson: “Atrévete a disciplinar”, “Cómo criar a los varones” y “Preparémoslos para la adolescencia”. Ánimo.

Mientras su sobrino esté con usted, nunca cometa el error de renunciar a la autoridad que usted tiene y nunca le diga “ya no se qué hacer contigo”, “te voy a meter en un batallón o internado”, porque cuando usted lo hace, indirectamente le está diciendo que ellos tienen más autoridad que usted. Tampoco cometa el error de llorar frente a él o inspirar lástima porque su sobrino necesita un modelo firme: usted. Recuerde que en la educación de su sobrino tendrá muchos enfrentamientos o batallas que pondrán a prueba su autoridad. Su deber es ganarlas porque, cuando pierda una, ya sabremos quién tiene el poder.

TAGS