BLOGS + Sexualidad ¿Afecta la pornografía la relación matrimonial? Posteado por Manuel Humberto Orellana Henriquez mayo 8, 2009 a las 8:14pm
dm-74breve2-090509
 Manuel Orellana
Tusexualidad@laprensa.hn

¿Afecta la pornografía la relación matrimonial?

En la definición de pornografía hay diferentes tipos de propuestas, todas relacionadas con la manera de mostrar el material, ya sea por medios fotográficos o en el cine.  Actualmente existe una corriente de pensamiento que está relacionada con la temática, considerándola como una forma de arte que tiene por propósito mostrar la belleza de la sexualidad humana. Hay varias clasificaciones: softcore, que es el genero pornográfico en el cual las escenas no se muestran de manera explícita; mediumcore o pornografía convencional, es aquella en donde los modelos enseñan la totalidad de su cuerpo desnudo de forma provocativa, y hardcore, el género pornográfico más extremo en donde se muestra explícitamente el acto sexual de todas las formas posibles con rituales que incluyendo más personas, aparatos o animales.
Los matrimonios en general tienen etapas y períodos en los que la rutina afecta la relación, principalmente cuando se está más pendiente de solventar problemas cotidianos y se olvidan los momentos del goce placentero, que deben ser espontáneos y libres de expresión, sin programar la intimidad. Para salir un poco de la rutina, y sobre la base de una comunicación fluida, se puede compartir en pareja cierto tipo de material erotizado, como el softcore y el mediumcore, en donde se deje a la imaginación la otra parte del material, la cual es implícita, pero para ser exteriorizada por ustedes, por la pareja que desea experimentar visualmente nuevas posturas y actitudes en la intimidad sin llegar a lo obsceno o lo grotesco, tal como aparece en el material hardcore. Éste último tipo de material pornográfico destruye la relación de manera vertiginosa, ya que es parte del dominio que ejerce el hombre sobre la mujer y/o viceversa, aplicando dolor y olvidándose de la parte sensual y provocativa que motiva a la persona de manera saludable.

Mi pareja es 29 años mayor que yo, tengo problemas de excitación sexual. ¿Se deberán a la diferencia de edades?

La relación íntima es tan compleja como el humano mismo y uno de los temas que más ha intrigado a la ciencia psicológica y sexológica relacionada a las edades es cuáles son los rangos o parámetros que se deberían considerar para aceptar una relación de pareja basada en las edades. Muchos poetas manifiestan que la edad no es un obstáculo para demostrarse amor; esto se convierte en un verdadero acertijo, ya que nosotros los profesionales de la conducta planteamos que a menor distancia que exista entre dos personas en cuanto a lo cultural, económico, académico, laboral y edad, la relación será mas productiva, pues el nivel de entendimiento será fluido y bien compartido en todos los ámbitos.
Comprenderse en los diferentes temas hace que la pareja practique lo que llamamos los psicólogos la empatía, es decir, el entendimiento emocional y la comprensión mental de todo el complejo mundo del comportamiento humano. En ese contexto, el parámetro que podría ser “medianamente normal” en cuanto a distancia de edades sería: una distancia máxima del hombre mayor a la mujer de 10 años y de 7 años de la mujer al hombre. Fuera de esos rangos probablemente tendrán que hacer esfuerzos importantes por mantener una relación, que ojalá no se desvanezca y empiecen los conflictos, pues por no ser de la misma etapa de la vida estos problemas puede dominar el panorama y afectar al final el matrimonio.