BLOGS + Sexualidad Fui virgen al matrimonio… Posteado por Manuel Humberto Orellana Henriquez marzo 1, 2013 a las 8:16pm

Tengo 48 años y me case de 23; fui virgen al matrimonio y he de contarle que nunca me hablaron de sexo y de la menstruación porque eran temas tabús en mi casa, en mi primera relación sexual mi esposo medio me beso y paso a la acción, yo estaba asustada y tenía dolor y cuando termino él se levantó y me dijo “ahora hay que lavarse” me quede ahí preguntándome si eso era “hacer el amor” hace 5 años él se enamoró de alguien por internet y el me dijo que nunca había disfrutado conmigo y que yo le daba asco y que era por mi estómago (tuve dos hijos por parto normal y una por cesárea). El pronto cumplirá 60 años y las mujeres que busca no son mayores a 35, la más joven que ha tenido es de 25. Ahora quiero el divorcio; me gustaría conocer el amor verdadero.

Estimada lectora: la falta de información o, la misma, presentada de una manera distorsionada, genera problemas; no digamos en el tema de la sexualidad. Observe Usted como a sus 23 años, en condición de joven adulta, no sabía; y, ni siquiera estaba preparada para entender lo que significaba la menstruación, mucho menos el tema de la relación intima. Situación que, de cada 10 mujeres en Latinoamérica; 7 lo vivencian y expresan con malos recuerdos, solo basta leer nuevamente su relato. Qué pena y, de verdad que mal momento el que Usted tuvo que pasar en aquel entonces y con el hombre que ha estado con Usted por 25 años; acompañándole en esta empresa que se llama matrimonio. Tomando sus palabras y haciendo un análisis de las mismas; cuando Usted se refiere a “hacer el amor” le respondo; realmente “hacerlo es un arte” ya que, en la intimidad; están involucrados aspectos de la personalidad y, aquí estoy refiriéndome también a lo que toda persona es, en el fondo de sus características o, su propia huella digital del yo, el sí mismo ( los psicólogos nos referimos en estos términos cuando se trata de dar rasgos personales o condiciones propias ) luego, las emociones, esto se relaciona con respecto a la satisfacción que se espera tener ( que tan emocionante o satisfactorio puede convertirse cada encuentro intimo ), el comportamiento ( es decir la manera de llevar a cabo la actividad física ), también la orientación sexual (precisamente relacionado con la energía y dirección que tomen sus actos íntimos); y, por último y no menos importante el afecto, el cual se puede demostrar mientras llega el momento previo, durante y posterior a este. Es decir, factores complejos que muestran en la intimidad inclusive el pudor, el respeto, la consideración y hasta fantasías que ambos deberían compartir en la relación; temas esperables que todos tenemos por desarrollar. Un tema desafortunado que viene a quitarle a la relación confianza es, la infidelidad y, a todas luces se percibe que a su aun esposo se le presenta a una edad en donde para los hombres ha sido una fantasía de larga data con resultados catastróficos para todas las relaciones de pareja y, como la suya de mas de 25 años de convivencia. Realmente estimada lectora; el divorcio es un deber si su esposo no acepta el ayuda profesional.

TAGS