28 de septiembre de 2014

Besito negro ¡

A mi amante le encanta el “beso negro” y a ella se lo hago porque a mi mujer no le gusta; un doctor me dijo que me podía enfermar, pero no sé de qué ?

Estimado lector: Los besos son y representan en la vida íntima una de las demostraciones conductuales más eróticas que tenemos los humanos a la hora de compartir cama. Son a la par de las posiciones sexuales (que en muchas ocasiones se vuelven altamente complejas) parte de un complemento que pone a punto la intimidad llevando la relación en si a esferas y respuestas que hacen que no se sienta el límite entre salud y enfermedad.

Primero le diré que la Shigelosis ( termino que sirve para definir la principal enfermedad que le da a aquella persona que gusta de sabores y olores característicos poco comunes los cuales se encuentran en la zona de salida de todo lo que nos gusta degustar ) es una de la enfermedades que esta enlistada por El Comité Independiente Anti-Sida (CIAS) publica en su página de internet un listado de hasta 31 enfermedades de transmisión sexual susceptibles de contagiar a los más atrevidos e incluso a los que no lo son tanto; e incluye a la Shigelosis.

Acompañada también por las siguientes enfermedades ocasionalmente transmitidas por vía sexual : amibiasis, campilobacteriosis, citomegalovirus, giardiasis, hepatitis, salmonela y la llamada shigelosis. La principal sintomatología es la relacionada con la diarrea y dolor estomacal; causando disentería, deshidratación.

Su principal vía de contagio sexual es cuando el humano entra en contacto directo con la zona genital directamente la anal y a través del llamado “beso negro” la persona adquiere la bacteria. Cabe destacar y para efectos de análisis para todos los lectores, es que existen otros aspectos que desinhiben a la persona al momento de la intimidad y les llevan a rozar los límites de lo impensable; tal es el caso de si la persona combina el alcohol y otras drogas como la cocaína con las conductas de alto riesgo como tener intimidad con desconocidos y o personas ligadas al trabajo sexual.

También están los que llevan a la practica el intercambio de parejas y/o aquellos que se justifican de que porque su pareja no les satisface en todo; entonces se buscaran a otra persona para que le de rienda suelta a su imaginación. Este es el caso suyo en el sentido de su gran necesidad según Usted de tener a una amante por que su esposa es muy “timorata” “simplona” o “aburrida” y entonces mejor me divierto antes de que la vida se le vaya como agua entre los dedos.

Estimado lector: la experiencia sexual no necesariamente se obtiene llevando todo lo que Usted escucha a la practica en vivo; además su pareja no esta obligada a permitirle todo solamente por el hecho de llevar la fiesta en paz. Es de gran error salir a la calle a buscar experiencias solamente por el simple hecho de que ella no quiere o no acepta sus inquietudes y fantasías; ya que lo primero que ocurre es que se ve comprometida la salud de su pareja si Usted trae una enfermedad en particular a su casa y después la relación misma se deteriora rápidamente porque se pierde la confianza.

Otras personas también hablan de la higiene de estas y dicen que “ella hasta su olor es especial” es “limpia de allí” pero en definitiva Usted en esos momentos no sabe de la salud física de la persona principalmente si no es su pareja habitual. Yo le diría para terminar mejor vaya donde el Dr. que le menciono de que Usted se podía enfermar con tal práctica y sincérese con el que a lo mejor Usted es algún candidato de estudio por enfermedades de trasmisión sexual.