22 de enero de 2013

Cuando nuestra mascota fallece…

Quienes conviven con una mascota y disfrutan de su compañía saben que con el tiempo pasan a ser uno más de la familia. Cuando nuestra mascota fallece, la sensación de vacío que deja en la familia es muy notable. El dolor por perder a un ser que nos ha acompañado durante tanto tiempo, que tanto nos ha querido y hemos querido, se hace muy difícil de superar.

Hay quienes se sorprenden de lo que pueden llegar a sentir tras la pérdida de su mascota, pero hay que recordar lo siguiente:

-Se pasa por proceso de duelo. Durante el cual se irá poco a poco aceptando la muerte de la mascota, y se recordarán los buenos momentos que pasaron.

-No debes avergonzarte de sentir dolor o de llorar por ese ser que te ha acompañado durante su existencia.

-El duelo puede durar aproximadamente dos meses, por tanto, si llegas a percibir que tu duelo llegará a durar más, no temas en pedir ayuda.

-Siempre habrá gente que dirá cosas muy dolientes como “solo era un animal” o “consigue otra mascota y ya” debes ignóralo, no debes permitir que esto te afecte, ya que no pueden saber lo especial que fue tu mascota en tu vida.

A continuación les brindamos unos consejos sobre cómo poder superar el dolor de la pérdida de ese ser tan importante en tu vida:

• Cuando la mascota ha fallecido debemos brindarles un entierro digno, no importa si en casa o en un patio de un familiar, lo importante es que sea digno de ellos. Primero por respeto y segundo, si tiran el cuerpo en la calle se exponen enfermedades para las personas y los animales que pasan cerca. Hay que ser conscientes de esto.

• Puedes realizar un álbum de fotos de todos los buenos y divertidos momentos que tuvieron para así recordar de mejor manera como fue en vida.

• Desahóguese con personas que convivieron con su mascota porque ellos entenderán mejor su dolor o aquellas personas que han pasado por lo mismo.

• Las rutinas no nos permite superar muy fácilmente pero solo por eso no debes detenerte. Sigue saliendo de acuerdo al horario establecido, pero intenta sonreír por aquellos momentos de diversión que pasaron juntos e intenta realizar actividades diferentes que te resulten agradables.

• Nunca tengas una mascota para sustituir a la anterior mientras dure el duelo, deja que pase antes de tomar esa decisión.

Una vez hayas aceptado la muerte de tu mascota, entonces estarás preparado para tener otra y darle todo ese cariño que sientes por los animales. Debes recordar que aunque llegue una nueva mascota nunca remplazará a la anterior, pero sí nos ofrecerá de nuevo, compañía, cariño y lealtad.

Todos en algún momento de nuestra vida perdemos a alguien y logramos superarlo. No te quepa la menor duda de que superarás la muerte de tu mascota y quédate con el sentir de calidad de vida que le has brindado durante su existencia.

 

 

Comentarios